• Instagram - Black Circle
  • Facebook Black Round

Sistema Arquitectura 

2019

El poder del agua de lluvia 

Texto: Dafne Rosales

Ilustración: Mariana Gómez

Tipo: Investigación

Año: 2015

 

 

Desde el virreinato, la Ciudad de México ha ido en contra de su naturaleza al usurpar territorios que antes le pertenecían al agua. Se drenaron y rellenaron los canales y cuerpos de agua para dar paso a calles y avenidas con el interés de modernizar la ciudad, sin pensar en las consecuencias que conllevarían estas acciones a futuro.

 

Actualmente, la ciudad enfrenta un problema grave en el abasto de agua potable, el cual, desafortunadamente, no es un tema prioritario para el gobierno. Por su parte, la ciudadanía, quien padece directamente la escasez de agua, carece de información suficiente  para aproximarse a soluciones hídricas que beneficien su calidad de vida.

 

Hoy en día, el crecimiento demográfico y la sobreexplotación y contaminación de los mantos acuíferos, sin dar oportunidad a su recuperación, constituyen otras de las causas principales de la baja disponibilidad de agua. La ciudad se ha convertido en un lugar lleno de construcciones y vialidades pavimentadas, y poco se ha dejado a los espacios públicos o áreas verdes que permitan la permeabilidad del agua de vuelta hacia los mantos acuíferos.

 

La borrosa percepción que se tiene sobre el tema contribuye a la falta de conciencia, y evita visualizar plenamente la gravedad del problema. Solamente quienes padecen diariamente el desabasto son más conscientes de lo que sucede.

 

De acuerdo con la ONU, la Ciudad de México alberga aproximadamente a 20 millones 843 mil habitantes, lo que la convierte en la cuarta urbe más poblada del mundo, en la cual, todos sus habitantes requieren agua potable. Lo ideal sería que todos tuvieran acceso, sin embargo, sólo un porcentaje de la población metropolitana tiene pleno acceso al líquido vital, ya que proveer de agua a algunas zonas se traduce en costos elevados que las administraciones gubernamentales no cubren. De acuerdo con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, las delegaciones más afectadas son Iztapalapa, Tláhuac e Iztacalco.

 

Por eso, resulta importante llevar a cabo con urgencia programas y propuestas que garanticen la conservación de los recursos hídricos, y formalicen la legislación necesaria para asegurar el abasto a toda la población de la Ciudad de México. De igual modo, desarrollar sistemas que potencien los recursos hídricos, entre ellos la captación pluvial, ya que, actualmente, no se cuenta con ningún sistema integral y 100 por ciento eficiente que aproveche la cuantiosa precipitación pluvial del valle de México. Los mecanismos existentes desaprovechan el agua de lluvia y la canalizan hacia drenes y tuberías que recorren largas trayectorias –como el drenaje profundo, que corre a 200 metros por debajo de la ciudad- sin darle otro uso.

 

La realidad hídrica de la Ciudad de México cambiaría si la ciudadanía apostara por la captación de agua pluvial a través de diversos sistemas colocados en azoteas y espacios públicos, el desarrollo de pavimentos permeables, y la construcción de drenajes y cisternas adecuadas para la recolección del agua de lluvia.

 

Los sistemas de captación de agua pluvial representan algunos de los mecanismos más productivos para uso público y doméstico, dado que es posible aprovechar el agua captada y reutilizarla posteriormente. Dichos mecanismos deben contar con un área de captación, como una azotea. Posteriormente, el agua recolectada se conduce hasta un sistema de almacenamiento especial, como una cisterna o tinaco, donde se limpia y filtra el agua para su consumo posterior en baños, riego o limpieza.

 

Es importante mencionar que la Ciudad de México, por su ubicación, tiene las características ideales para poder implementar estos dispositivos. De acuerdo con el INEGI, en la Ciudad de México caen 743 litros de agua de lluvia por metro cuadrado al año, lo que equivale a 1,100 millones de litros, o 110 mil pipas de agua anualmente. Llevar a cabo esta acción resolvería en gran medida la crisis hídrica que enfrenta la ciudad.

 

Los ciudadanos debemos tomar conciencia e informarnos acerca de la problemática del agua en la ciudad. Una forma de contribuir a la independencia hídrica es a través de la instalación de sistemas de captación de agua de lluvia en casas y edificios para aprovechar el recurso pluvial, involucrándonos más en las problemáticas de la ciudad y, asimismo, ayudar a resolverlas para mejorar la calidad de vida.

 

Si te interesa saber más acerca de los sistemas de captación pluvial existentes en la ciudad, puedes consultar las siguientes propuestas:

 

Oasis Urbano

Isla Urbana

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Referencias:

 

  • Anaya, M. (2007) Manual de captación y Aprovechamiento del agua de lluvia. Chile: Oficina Regional de la FAO para América latina y el Caribe.

  • Anaya, M. (2011) Captación del agua de lluvia. México: BBA.

  • Animal Político (2014) La Ciudad de México, la 4ª más poblada del mundo, confirma la ONU. Recuperado de http://www.animalpolitico.com/2014/07/la-ciudad-de-mexico-la-4a-mas-poblada-del-mundo-confirma-la-onu/ el 18 de septiembre de 2015.

  • Edwards, B. (2005) Guía básica de la sostenibilidad. Londres: Gustavo Gili.

  • Perló, M. (1989) Historia de las obras, planes y problemas hidráulicos en el Distrito Federal: 1880-1987. México: Taller de Investigación UNAM.