El espacio orquestado 

Texto: Dulce Luna, Nuria Lízbeth

Ilustración: Dulce Luna

Tipo: Manifiesto

Año: 2020

 

 

El diseño de espacios va más allá de la estética, éste se confiere interrogando al espacio existente en comunión a su habitante, sumando aspectos técnicos y sensitivos.

El diseño de espacios está intrínsecamente enlazado a la relación humana, por lo que es indispensable introducirnos a la forma de vida de cada persona, mediante la observación y conversación sobre la forma en que vive y cómo le gustaría experimentar cada espacio. 

Al diseñar podemos pensar analógicamente en diversos grupos de instrumentos musicales, clasificados en Espacios, Superficies, Ambientes y Componentes.

Dentro del conjunto de instrumentos de los Espacios podríamos hablar de la proporción, distribución y ergonomía, siendo este último el conjunto de disciplinas asociadas a la comodidad y seguridad. El configurar un espacio es la parte esencial del diseño, uniéndose de manera global con los demás instrumentos. 

En el conjunto de instrumentos referidos a las Superficies están los materiales, texturas y colores, los cuales están relacionados directamente con la luz. Los materiales son esenciales para explorar las sensaciones mediante sus texturas que juegan un elemento importante de forma visual o táctil donde el color nos evoca sentimientos, recuerdos y sensaciones como amplitud o bienestar. 

Hablando del grupo de instrumentos de los Ambientes, nos referimos a la luz natural, la luz artificial y las instalaciones especiales, estos instrumentos son importantes para que un lugar se perciba intuitivamente según lo que se desee conseguir, como por ejemplo lograr un espacio más acogedor a pesar de encontrarse en un lugar frío.

Los instrumentos de los Componentes son un grupo que están ligados intrínsecamente a la manifestación de la vida cotidiana, refiriéndonos al mobiliario, al arte y a los objetos. En el caso del mobiliario, estos se pueden enlazar al espacio o hacer un diseño especial para un lugar o una necesidad específica.

Tomando en cuenta todos estos instrumentos que conforman una gran orquesta, nosotras que nos dedicamos al diseño de espacios, vamos por la vida observando, analizando y sintiendo cada lugar que habitamos para orquestar cada elemento. Reuniendo esas experiencias, más nuestro conocimiento técnico, podemos lograr componer una hermosa sinfonía en cada espacio físico.

Finalmente hablando de recursos económicos, el diseñador de espacios ayuda, gracias a la planeación mediante el diseño, a obtener una relación de costos para saber la inversión de su ejecución.

Una orquesta está conformada por varios individuos, cada uno con una especialidad en su instrumento. Así mismo, los diseñadores de espacios dirigimos un sinfín de elementos para conformar una obra. Cada profesional se conjuga formando una comunidad de especialistas que sólo el director sabe elegir como parte de su equipo, dirigiéndolos para lograr un gran resultado en el espacio que generará una experiencia para los sentidos, un lugar para danzar.

  • Instagram - Black Circle
  • Facebook Black Round

Sistema Arquitectura 

2020